fbpx

29 de Diciembre de 2021, Ángel Daniel Elizalde

¿Qué es la pedagogía Montessori?

La pedagogía Montessori fue creado en medio del contexto fascista (siglo XIX) por la investigadora María Montessori, médico y educadora que defendía la etapa infantil como el período más importante de la vida

La pedagogía es la ciencia social que estudia los métodos de enseñanza y aprendizaje con el fin de optimizar estos procesos. 

VER: 5 razones para estudiar una maestría en educación

Su evolución ha permitido el desarrollo de nuevos modos de educar más coherentes con el desarrollo de la personalidad y la capacidad de aprender. De igual manera, un convencimiento de la unicidad de  los estudiantes, el respeto por su individualidad y la creencia en la potencia de la construcción colectiva del conocimiento. 

La pedagogía es una carrera de larga duración, cinco años, en la cual se obtiene el título de licenciado en pedagogía. 

El programa educativo está centrado en materias de historia, sociología, políticas públicas, contemporaneidad, métodos de enseñanza y evaluación y ética profesional. 

La pedagogía como disciplina se diferencia de la educación por su carácter sistemático e intencional que hoy día se concentra en el diseño de políticas públicas y el currículo educativo. 

El Método Montessori fue creado en medio del contexto fascista (siglo XIX) por la investigadora María Montessori, médico y educadora que defendía la etapa infantil como el período más importante de la vida. Tiene como objetivo ayudar al niño a alcanzar su máximo potencial y disfruten el proceso de aprendizaje, alejado de la corrección política de la educación prusiana, el método plantea un ambiente ajustado a los intereses y particularidades de los estudiantes que permita el movimiento y la elección, bajo un entorno supervisado.  

Características de la pedagogía Montessori 

Ambiente preparado 

El diseño del salón y la escuela están diseñados para que el aprendizaje sea autodirigido y el niño gane en curiosidad, iniciativa e independencia. El salón es un espacio abierto, amplio, ordenado, estético, simple y que brinda conformo y permite que el niño se desplaza sin mayores obstáculos, en un supuesto de libertad y elección (condicionados) por los profesores o guías. 

En este ambiente el mobiliario y todo los elementos que lo constituyen están pensados a la medida de los niños y su nivel evolutivo, así como sus intereses. 

El aula se divide en áreas temáticas donde está expuesta la bibliografía y los materiales de apoyo a los que el niño puede recurrir en cualquier momento, con el compromiso de regresarlos a su lugar para mantener el orden y fomentar la autodisciplina. Se respeta el trabajo individual y grupal, respetando el ritmo y estilo de cada estudiante. 

El aula Montessori reúne a niños de edades distintas, fomentando la integración, las habilidades sociales y emocionales, el apoyo y respeto mutuo y la incorporación del conocimiento a partir de la práctica de enseñar a otros lo aprendido. 

Aprendizaje bien dirigido

Este aprendizaje se basa en la exploración, la estimulación de la curiosidad y la creatividad en los niños y en la premisa de que deben ir ellos mismos avanzando en su proceso educativo. El niño aprende en el momento mismo de la selección de su propio material educativo de acuerdo a su interés. Con este enfoque se promueve la auto-educación y el auto-control. 

Los materiales educativos están divididos en: 

  • Material analítico: Dirigido al desarrollo de los sentidos del niño, se centra en una cualidad del objeto y la forma. 
  • Autocorrección del material: Que busca educar la corrección de los errores por el propio niño sin intervención del guía. 
  • Material atractivo para el niño: Siguiendo el principio de que el modelo educativo Montessori ha de estar centrado en el niño, los materiales que se exponen para su exploración deben ser  atractivos para él, fáciles de utilizar y creados para atraer al niño a la actividad. 

Enfoque integral

Este método no solo promueve la enseñanza de material educativo y conocimiento científico, sino que también busca el pleno desarrollo del niño en todos los ámbitos de la vida. Las actividades deportivas, sociales, emocionales y cognitivas son de igual importancia por lo que están establecidas en el currículo. 

Se busca que el niño experimente la alegría de aprender y goce de un correcto desarrollo de la autoestima. Un enfoque radical si se considera la postura castradora y unificadora de la educación tradicional. 

Es en la etapa infantil de (0 a 6 años) está en pleno funcionamiento la llamada “mente absorbente”, momento en el cual los niños tienen más facilidades de aprender. Es en esa etapa cuando a través de la puesta en marcha del método Montessori se logra el pleno desarrollo deseado. 

El Maestro en la Escuela Montessori

El profesor Montessori es llamado y visto como un guía que orienta y delinea la ruta de aprendizaje que debe seguir el niño, en condiciones de auto-aprendizaje. 

Tiene además una responsabilidad científica y clínica al observar a cada niño y su desarrollo, cayendo en cuenta de sus intereses, necesidades y capacidades y brindado modelos ajustados  dichos aspectos individuales. 

La tarea del docente en la escuela Montessori es brindar oportunidades de aprendizaje y trabajo inteligente con un objetivo claro y bajo las premisas de cuidado a sí mismo y a la pequeña comunidad que es el aula Montessori. 

El guía busca siempre la autonomía y por esa razón aporta contenidos y actividades que permitan al niño desarrollar una motivación interna, el pensar por sí mismo, confianza y disciplina interior. 

En este modelo educativo no existe el refuerzo de comportamientos positivos en forma de premio ni la condena a comportamientos negativos en forma de castigo, sino la búsqueda de la satisfacción interna y autorrealización en el trabajo diario del niño y el alcance de sus pequeñas metas. 

En edades avanzadas el guía delinea junto con el niño el programa de actividades a seguir a inicio de la semana, reforzando en este intercambio una vez más la auto-disciplina y la autonomía, valores de la escuela moderna. 

La escuela Montessori 

La escuela Montessori plantea la inmersión educativa en un ambiente adaptado donde no se dictan clases sino que se viven experiencias educativas que apuntan al desarrollo de habilidades en los ámbitos emocionales, mentales, espirituales y sociales. 

El enfoque es del aprendizaje basado en proyectos y en la transversalidad e interdisciplinariedad del currículo escolar. 

La educación Montessori sin duda adoptada ya hace más de dos décadas predomina como modelo educativo potenciador de las capacidades del niño, especialmente en su formación inicial. 

Las escuelas Montessori además de brindar un ambiente de inmersión educativa y experiencia de vida práctica a los estudiantes, permite al profesor desarrollar y poner en práctica una propuesta educativa moderna y democrática. 

En el área de posgrados de Educación la Universidad ISEP plantea una serie de formaciones de posgrado que consideran al modelo Montesorri como eje transversal de formación docente.