fbpx

13 de abril de 2023, Marc Gaja

Modos de entrada a mercados extranjeros no tradicionales

Integrar estrategias de internacionalización permite desarrollar capacidades de adaptación, avance en procesos de aprendizaje y visión global, permitiéndoles a las empresas apuntar hacia un panorama de oportunidades de crecimiento y posicionamiento global. Descubre cuáles son estas alternativas.

Actualmente, el entorno en el que se encuentran las empresas apuntan hacia un camino con barreras de crecimiento gracias a la alta competitividad y demanda del mercado, por lo que se han visto obligadas a intensificar la búsqueda de nuevas alternativas que les permita crecer y consolidarse. Aquellas empresas que deciden crecer a través de la incursión de nuevos mercados extranjeros, la globalización se convierte en un medio que les proporciona conocimiento de nuevos espacios, herramientas y las compromete a trascender en un panorama de transformación. De tal manera que integran nuevas estrategias que les permiten desarrollar nuevas capacidades de adaptación, avance en procesos de aprendizaje y visión global que las encamina a obtener mayores recursos con el objetivo de alcanzar los niveles de competitividad, minimizar riesgos y obtener cifras positivas de crecimiento.

Así mismo, se realiza la siguiente investigación, la cual tiene el objetivo de plasmar los modos de entrada no tradicionales que están tomando ventaja a las nuevas formas de hacer negocio en las industrias globales considerando una gama más amplia de actividades disponibles para las empresas, así como adoptar nuevas perspectivas teóricas para comprender los fenómenos de la internacionalización.

En particular, se hace énfasis en cuatro categorías de modos de entrada no tradicionales, según La Revista de Estudios Comerciales Internacionales:

Puestos avanzados de innovación

Los puestos avanzados de innovación se refieren a equipos enfocados en las entradas y salidas de conocimiento que impulsan la innovación en la empresa. Quienes adoptan esta estrategia, tienen la capacidad de explorar nuevas ideas tecnológicas, modelos comerciales y conocimientos de gestión que no tienen disponible internamente o no están expuestas en las redes comerciales.

Para ello, la empresa debe establecer algunas de sus operaciones en el país extranjero, aunque estas operaciones no requieren inversiones extranjeras directas, establecimiento de filiales u oficinas de ventas en el mercado extranjero, ni siquiera arreglos contractuales formales. Aunado a ello, este modo no busca crear recursos financieros sino se basa en la obtención de conocimiento sobre nuevas tecnologías, innovación en productos y procesos.

Estas estrategias de entrada son particularmente críticos en una era digital donde la conectividad sin precedentes está mejorando la capacidad de la empresa para crear redes de socios o networking sin entrada tradicional.

Presencia virtual

Este modo de entrada destaca cómo las empresas pueden aprovechar las ventajas ya existentes en los mercados potenciales mientras mantienen poca o ninguna presencia física en el país. Este método es posible gracias a la evolución tecnológica en los últimos años, ya que permiten que las empresas ingresen a países extranjeros mediante la adquisición directa de clientes o usuarios y la entrega de productos (impresión 3D) o servicios (descargas) mientras que evitan la necesidad de establecer relaciones internacionales formales además de la inversión para puntos de venta físicos.

Si bien, las empresas que pertenecen especialmente a las industrias de servicios digitales, tienen una mayor ventaja para acceder de esta manera, pues pueden explotar sus tecnologías digitales en cualquier territorio extranjero adquiriendo clientes o usuarios a través de canales digitales. No obstante, las empresas basadas en productos pueden hacer uso de estas tecnologías sin presencia física, ya que pueden establecer plataformas que les permita crear un canal directo con el consumidor y así poder distribuir o hacer llegar la mercancía a cualquier lugar en donde se encuentre.

Ecosistemas Gestionados

Los modos de entrada al ecosistema gestionado se ocupan de las entradas extranjeras de plataformas de múltiples canales, en las que las empresas aprovechan su infraestructura digital específica y al mismo tiempo realizan operaciones localizadas.

Estos tipos de entrada de presencia virtual, aunque ambos proporcionan un vehículo para que la empresa aproveche las ventajas específicas de la empresa en un mercado extranjero. Sin embargo, estos requieren que la empresa establezca una presencia en el país extranjero para cumplir con la legislación local, ganar legitimidad, conectar con redes locales y crear valor para los clientes/usuarios.

Acceso a capital

Este método se refiere a las entradas al mercado extranjero para buscar y obtener acceso a nuevos recursos financieros y, al mismo tiempo, realizar pocas o ninguna otra actividad en el mercado destino. Si bien, esta estrategia de entrada a diferencia de la forma tradicional, busca recibir inversiones extranjeras en igual de invertir en ellas, como se hace en la forma tradicional.

Existen múltiples medios para incursionar a través de este método, como ofertas públicas iniciales (IPO), ofertas de acciones experimentadas (SEO), cotizaciones cruzadas en mercados de valores extranjeros, préstamos bancarios, emisiones de bonos extranjeros, compromiso con empresas de capital privado, sindicatos de inversión internacionales, capital de riesgo extranjero (VC), fondos soberanos de riqueza (SWF), así como varios canales informales de capital social (Filatotchev, Bell, & Rasheed, 2016).

Empresas como Alibaba y Aramco buscaron IPO en los EE. UU. sin operar ni tener activos físicos en el país “anfitrión”. De manera similar, muchas empresas emergentes y otras empresas jóvenes reciben financiamiento de capitalistas de riesgo extranjeros mientras permanecen en sus países de origen y es más probable que estas empresas coticen posteriormente en bolsas extranjeras. Así mismo, actualmente se observa un aumento reciente en el interés de investigación sobre tales entradas con el objetivo de internacionalizar empresas con panoramas positivos.

Conclusión

En este contexto se puede concluir que la apertura de fronteras y las aspiraciones orientadas al crecimiento de las empresas se articulan en la adopción de estrategias de entrada donde surgen nuevas posibilidades de participación y las opciones para el desarrollo de nuevos mercados. Las cuales dan respuesta a condiciones del mercado, pues a través de ellas se logra posicionar marcas, reducir costos en toda la cadena de valor, consolidar mercados, crear sinergia entre aliados estratégicos, cooperación comercial y ser sostenibles con el tiempo.

La elección de las formas de entrada se basa en las necesidades de la empresa y el comportamiento del mercado, pues si bien no hay una que se caracterice como la mejor opción. En definitiva, no se puede determinar cuál estrategia es la más conveniente ya que cada caso tiene un manejo particular y los resultados quedan sujetos a numerosas variables de tipo económico, social, cultural, político, legal, demográfico, incluso a la clase de respuesta del país anfitrión, a la naturaleza y tamaño de la empresa, a la clase de producto o servicio que se ofrece, al mercado al cual va dirigido el producto o servicio y al alcance de la pauta publicitaria, entre otros. La empresa cuenta con innumerables opciones estratégicas que deben ser ajustadas y adaptadas a cada situación, a fin de garantizar el éxito en la búsqueda del crecimiento de la empresa en el exterior.

×