fbpx

8 de marzo de 2022, Marc Gaja

¿Tu perfil es adecuado para estudiar una maestría en educación?

Conoce si tu perfil es adecuado para estudiar una maestría en educación en este artículo. Sigue tus estudios y alcanza tus metas

Si eres un profesional cuyo deseo es estudiar una maestría en educación, pero no sabes si tienes el perfil correcto o aún tienes dudas. Acá te compartimos algunas características de personalidad y cualidades profesionales que tiene el estudiante de la maestría de Educación de la Universidad ISEP. 

Pero primero queremos aclarar una duda que impide que muchos se alisten a un postgrado en educación aun teniendo las competencias básicas para cursarlo. 

Debes saber que si tienes las ganas de estudiar esta maestría y cuentas con un título universitario en alguna licenciatura ya cumples con todos los requisitos para empezar tu formación de posgrado. ¡Así que anímate!

VER Requisitos para la Maestría en Educación de Universidad ISEP

Características del perfil adecuado para estudiar una maestría en educación 

Indagadores 

Un estudiante ideal de una maestría en educación, sobre todo de un programa en línea, debe tener entre sus cualidades el interés por el mundo, el conocimiento y las personas que les haga ser indagadores e ir por más. Así que si te considerás alguien que no sé queda solo con una versión de las historias, le interesa coleccionar datos, busca información por sí mismo para formarse su propio juicio de la realidad. Pues, entonces, esta formación es para ti y ser indagador te ayudará a autogestionar su aprendizaje.

Buenos comunicadores 

Y sí, como buenos comunicadores decimos personas que escuchen activamente lo qué tienen que decir los otros, así como que tengan la facilidad para adaptar su mensaje en función de su audiencia. Ser buen comunicador te ayudará a avanzar con pie firme a lo largo del programa de maestría en educación. Sin embargo, este programa está diseñado también para ayudarte estas habilidades en caso de que no sean de tus fuertes. Al final de la formación deberías ser capaz de comunicarte de manera efectiva, entretenida y comprensible con tus alumnos y sobre todo desarrollar un modelo educativo centrado en la comunicación como medio para el aprendizaje y la construcción cooperativa del conocimiento. 

Mentalidad abierta 

Atrás han quedado los días en los que la palabra profesor era sinónimo de verdad. La educación moderna demanda una interacción más horizontal y equilibrada y un ajuste en las relaciones profesor-alumno que permite descubrir al mismo tiempos nuevas perspectivas, puntos de vista y validar y cuestionar el proceso de enseñanza-aprendizaje. En este sentido, una mentalidad abierta es necesaria para ajustar los programas, el contenido y entablar relaciones que aprueben y acepten la diversidad humana como parte del proceso y la hagan habitual en los salones de clase. El respeto, la consideración mutua, la empatía son además aspectos ligados fuertemente a la mentalidad abierta que permita al profesor trabajar en diversos ambientes y a considerar las individualidades presentes en su salón de clases. 

Competencias tecnológicas

La educación virtual desde la primaria hasta la universidad comienza a ser no solo una realidad, sino la tendencia predominante y junto con este nuevo espacio virtual de la educación también surge el desarrollo e inclusión de programas que preparen a los estudiantes para los retos del mañana hechos desde el campo virtual: internet, inteligencia artificial, gestión de datos y otros dominios numéricos. En este sentido, incluso desde la UNESCO se exige al profesor una competencia tecnológica a nivel metodológico, de aplicación y pedagogía que traduzca los programas a la atmósfera digital con éxito y se apoye en las TICS para difundir y crear conocimiento y redes de relaciones. 

Espíritu de orientador y motivador 

Un profesional que desee estudiar para ser profesor debe tener una dosis de carisma y ser inspirador este tipo de cualidades asegura que su rol como líder motivador y orientador sea bien asimilado por sus colegas y estudiantes. Un profesor que invite a la realización de metas, a la construcción de proyectos de vida y a la búsqueda de soluciones a los problemas sociales. 

Estas y otras cualidades que no mencionamos seguro se encuentran en ti, desarrollarlas con una formación posgradual que amplíe su horizonte profesional y te facilite el ingreso al sector educativo como profesional master en educación. 

Conoce nuestra Maestría en Educación aquí