10 de March de 2022, Marc Gaja

¿Por qué es importante estudiar educación? 

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar al mundo”, decía no sin razón Nelsón Mandela.

La frase del famoso ex-presidente de Sudáfrica y activista por los derechos humanos resume lo que queremos compartir con visos de actualidad en este post sobre las razones de por qué la educación no pasará nunca de moda cómo profesión y seguirá siendo tan importante y fundamental para el porvenir de todos. 

Tengo esta anécdota personal. Una tía maestra que aunque está jubilada parece que nunca ha dejado el salón de clases. A ella le acompañan los lentes, las lecciones y esa aura de sabiduría que desvanece toda angustia y discusión. Su orientación es la negociación, la paciencia, buscar juntos una solución y si no, a construirla.

VER: La innovación educativa y las competencias digitales 

Entonces, esa imagen, como la de todos los educadores del mundo, resuena hoy en día con mucha actualidad a pesar, o quizá debido, a los problemas y las crisis de todo tipo que vive el mundo. 

La educación es una carrera gratificante y al mismo tiempo retadora. En la actualidad con todos los componentes tecnológicos y los nuevos enfoques educativos que tienen en cuenta la inteligencia artificial, la virtualidad, las múltiples inteligencias y la unicidad de los estudiantes, deviene en una profesión en constante evolución y construcción. Sigue leyendo para que sí la educación es una de tus opciones profesionales, te termines de convencer a su favor. 

Por qué es importante estudiar educación en la actualidad

La educación es un proceso humano que nos ha acompañado desde el inicio de nuestra existencia cuando los adultos o mayores entrenaban a jóvenes en artes y habilidades que consideraban necesarias. Entonces aunque no se conocía como educación, ya era una institución social que luego fue replicada y transformada a lo largo de la historia hasta llegar a la actualidad como un pilar del desarrollo de los países, sociedades, familias y personas. 

La palabra educación deriva del latín y se resume en la promoción del desarrollo cognitivo y psíquico del estudiante. La educación es un proceso de socialización y desarrollo de las capacidades físicas, emocionales, intelectuales, culturales, científicas de las personas y es un ingrediente fundamental de las sociedades modernas. 

La educación es un derecho humano fundamental 

Con este principio en mente y siempre presente en tus labores como educador o pedagogo  nunca sentirás que tu trabajo pierde sentido o carece de uno. 

Más que un maestro serás un activista por la educación y no sólo empoderar a tus estudiantes con conocimiento, sino con la promoción de la defensa de su derecho a una educación de calidad y accesible a todos. 

Teniendo en cuenta que se trata de un derecho fundamental para el ejercicio de otros derechos humanos, como profesor debes también ser súper cuidadoso con tu expresión y actitud porque trabajarás con elementos de supremo valor para la humanidad: la educación, los derechos humanos,  la infancia y adolescencia. 

Sólo unos datos para que veas el impacto que tus acciones como educador tendrán: Se estima que el mundo existen 258 millones de niños y jóvenes no escolarizados y aunque 91,7% de la población mundial está escolarizada, aún hay 102 millones de jóvenes que carecen de habilidades básicas de alfabetización, de acuerdo a estimaciones de la UNESCO

Impactarás vidas una clase a la vez 

Seguramente aún recuerdas algo positivo que algún profesor te dijo. El impacto que tienen los maestros en la vida de los estudiantes es real y es además la razón por la que muchos prospectos de profesores y pedagogos responden cuándo se les pregunta por qué quieren ser maestros. 

Ser un maestro significa modelar a futuras generaciones a través del currículo que impartirán, pero también de las lesiones y la sabiduría personal que proyectes y compartas. El solo hecho de que compartas con los estudiantes más tiempo del que ellos pasan con sus padres, te dota de un poder y una responsabilidad muy grande. Así que esto se traduce en la capacidad de enseñarles habilidades sociales, gestión del tiempo, reglas de civilidad y comportamiento, a lidiar con el estrés y a superar obstáculos. 

La educación es en muchos países y para muchas personas quizá la única forma de lograr la tan anhelada movilidad social, transformar su entorno y la vida de sus familias y las suyas propias. La educación es transformadora, liberadora y sin duda hace mejores seres humanos.

Esa es una razón muy fuerte para ser profesor, y en cualquier momento de la historia de la humanidad, lo seguirá siendo. 

Tendrás seguridad y estabilidad laboral

Como todo profesional, deseas tener un trabajo donde puedas escalar posiciones, generar un impacto y construir un piso seguro y de estabilidad laboral desde el que puedas explorar lo que la vida depara. Es por eso que ser un profesional de la educación además de la gratificación de realizar una labor que transforma vidas, también transformará y mejorará la tuya en el camino. 

Lo decimos seguido ¿conoces algún maestro desempleado? Es muy poca la ambigüedad  e inseguridad profesional que tienen los maestros. La profesión es a prueba de crisis económicas, recortes presupuestarios gubernamentales y en general, tanto el sector privado como el público ofrecen a los maestros buenos paquetes salariales. Esto la hace una profesión de interés en la actualidad. Prácticamente tienes un cargo al salir de la licenciatura o maestría en educación y tendrás grandes oportunidades de estudio en tu país y en el exterior.

Reconocimiento y valoración social 

Al igual que los médicos y enfermeros, los profesores gozan de un estatus social envidiable. Se les reconoce socialmente por el servicio social que prestan, sobre todo, a niños y jóvenes y se les valora por su evidente aporte a la sociedad. 

No todas las profesiones pueden vanagloriarse de una manera tan honesta como la de profesor. 

Asumirás el aprendizaje a lo largo de la vida 

Para un profesor el aprendizaje es parte de la vida. Nada te motivará y dará más deseos de aprender que enseñar. Para un profesor es prioridad aprender las técnicas, tecnologías y estrategías de enseñanza más efectivas, pero también estar al día con los avances en las ciencias, la cultura, las artes,. 

A los niños les encanta preguntar y a ti te gustará darles las respuestas a sus dudas. Asumir el aprendizaje a lo largo de la vida será una característica muy presente en tí.

Al final del día, la educación será más que un trabajo 

Como lo lees. Al final del día la educación devendrá más que una profesión, tu vocación, pasión y misión de vida. 

Ser un profesor o pedagogo es más que cobrar un cheque, se trata de crear una diferencia en las vidas de tus alumnos y moldearlos en los adultos que serán con lesiones que le acompañarán todas sus vidas. 

Por lo anterior, si tu interés es impactar en la vida de las personas a través del conocimiento, evalúa seriamente la opción de cursar una licenciatura o maestría en educación. 

Continua tus estudios en educación 

La Universidad ISEP ofrece a todos los profesionales universitarios que deseen obtener habilidades para la enseñanza y construir un perfil de profesor especializado la Maestría en Educación. 

Si tienes una formación en otra carrera aún puedes hacer de la pedagogía tu camino. Únicamente es cuestión de remar en esa dirección.

Es un programa online que a través de 5 bloques y 15 módulos que dota al alumno con  los conocimientos, destrezas y habilidades de orden teórico, técnico, metodológico, instrumental y de la investigación para desarrollarse con éxito dentro del área educativa.