3 de December de 2021,

¿Qué estudiar si quieres ser especialista en gestión de talento humano en México?

Si quieres ser un especialista en gestión del talento humano tienes diferentes opciones de formación profesional. Aquí te damos un panorama general

La administración de empresas tiene un componente centrado en la captación y gestión del personal. La carrera tradicionalmente se conoce como Administración de Recursos Humanos en México y de hecho, se imparte en muchas universidades a lo largo del país en las academias, departamentos y escuelas de administración. 

Sin embargo, en los últimos años el enfoque de esta disciplina ha cambiado mucho y exigido la aparición de nuevas maneras, estrategias y procesos. La nueva realidad de los recursos humanos, ahora llamados también talento humano, demanda profesionales altamente competitivos especializados en procesos de gestión de la cultura y el talento de la organización. 

Allí es donde aparece con fuerza la gestión del talento humano, una carrera que incorpora una visión más completa y multidimensional de las motivaciones y productividad

Licenciatura en Recursos Humanos, Administración de Empresas con opción en Recursos Humanos, Administración del Factor Humano, Administración del Talento Humano o Administración del Capital Humano. De todas esas formas le denominan a la administración orientada a la gestión del talento humano en México. 

Qué es la gestión del talento humano 

Iniciemos este post aclarando un poco los términos. 

¿Qué es la gestión del talento humano? Llamamos gestión del talento humano a los procesos y estrategias de la administración de una organización orientadas al reclutamiento, contratación, retención y capacitación del talento humano. 

Es decir, de los empleados y colaboradores de la compañía. Pero no se trata simplemente de contratar sino de seleccionar y crear una plantilla de empleados realmente valiosa en función de sus aportes habilidades y conocimientos. 

La gestión del talento humano tiene como objetivo contratar a los mejores empleados para la organización. 

En general se identifica cuatro fases en el proceso de gestión del talento humano: 

  • Selección del personal 
  • Evaluación de su potencial 
  • Desarrollo del potencial del empleado 
  • Retención del empleado 

Como vemos es un proceso que inicia mucho antes de incluso el ingreso de la personal al staff en lo que se conoce como “análisis y perfil del candidato y del puesto” y que no termina una vez se ha incorporado oficialmente a la compañía, sino que de hecho apenas comienza en una actividad a largo plazo para retener a los de mejor rendimiento y compromiso. 

En la actualidad la gestión del talento humano es un asunto de alta prioridad y estrategia corporativa y por lo tanto, esta exigencia demanda a profesionales entrenados de manera óptima en la materia. 

Una empresa comprometida con su personal incorpora nuevas tendencias y formas innovadoras de captar a sus empleados. Además se preocupa y se ocupa de la cultura y el ambiente organizacional. 

Importancia de la gestión de talento en las empresas mexicanas

En los últimos diez años se habló de que la fuerza laboral mexicana estaba descuidada, se evidenciaba un alto gasto en los procesos de contratación que además eran extensos, poca capacitación y una alta rotación. 

No obstante, este panorama comienza a cambiar. Según un estudio de Deloitte para México sobre las tendencias del capital humano en el año 2019 están ocurriendo transformaciones y existen nuevos desafíos de la gestión del talento humano comienzan a aparecer en el país.

El estudio habla de la empresa social y los criterios de esta visión implementados también en el área del talento humano. 

Menciona la incorporación y esfuerzo de las organizaciones dirigido a un planteamiento de la capacitación a lo largo de la vida y no solo para el ejercicio laboral específico, un mayor éxito en las estrategias de permanencia, la reducción de rotación del personal y los desafíos relacionados con la tecnología y el trabajo: trabajos remotos, super rabajos producto de la tecnología y la inteligencia artificial y la gestión del personal desde la nube. 

Este estudio marcaba entonces tres tendencias de importancia para la gestión del talento humano en México de cara al porvenir (Deloitte, 2019):

  • Experiencia del Empleado, evolucionando a la Experiencia Humana: dar de nuevo sentido al trabajo; las empresas tienen que seguir madurando el concepto de experiencia más allá del empleado y de los procesos.
  • El desempeño organizacional: un deporte de equipo; seguimos viendo una evolución de las estructuras organizacionales.
  • Compensaciones: un área que busca mayor agilidad, mayor uso de analytics y mayor personalización.

Papel de la gestión del talento humano

El talento humano es una carrera de doble vía. Sí, es importante incorporar y retener a los mejores talentos para nuestra organización. Pero también ayudar a este talento al desarrollo de sus capacidades y a que mejore su bienestar. 

Los gestores de talento humano estarán entonces enfocados en construir un capital humano valioso, sólido y que desempeñe sus funciones de la mejor manera.

La importancia y rol de la gestión del talento humano se resume en (Michael, Handfield-Jones y Axelrod 2001):

  • Importancia estratégica para la organización. 
  • Existe una guerra por el talento en las etapas duras de la competitividad por liderar las industrias. 
  • La competitividad atrae al mejor talento. 

¿Qué estudiar si quieres ser especialista en gestión de talento humano?

Este es el curso que debes estudiar si quieres ser un especialista en gestión del talento humano: una formación de posgrado como la maestría en Neuromanagement y Gestión del Talento que no sólo dota al estudiante de habilidades directivas o estrategias de gestión del talento humano. Sino que le presenta un enfoque empresarial desde la neurociencia. Esta maestría está dirigida a licenciados en Administración, gestión de empresas, contabilidad, psicólogos, abogados o carreras afines. 

Otras formaciones como las Maestrías en Administración, Habilidades Directivas y otros programas de gestión del talento también son muy idóneas. Aunque no tan completos como la maestría que conjuga gerencia y neurociencias.