fbpx

13 de Abril de 2022, Marc Gaja

Big Data en Latam: Muchas ofertas de empleo y pocos profesionales 

Existe una gran oferta de empleo en Big Data en Latam a pesar de la escasez de profesionales ¿Qué esperas par especializarte?

La brecha entre la demanda profesional de especialistas en Big Data y los profesionales con formación en esta nueva disciplina mezcla de matemáticas, estadísticas y tecnología, se mantiene en América Latina. 

Las oportunidades para estos profesionales están por doquier debido al protagonismo que el big data ha asumido en los últimos años en todos los sectores económicos, sociales, gubernamentales, educativos e incluso artísticos. Pero aún así la oferta académica sigue siendo escasa o dominada por opciones extranjeras impartidas en inglés.

Brasil y México líderes mundiales en Big Data 

En el mercado latinoamericano del Big Data, Brasil y México llevan la delantera de un sector que se estima crezca un 10% a nivel de la región. 

Brasil por sí solo acumula 46.7% de las ventas generadas por el Big Data; mientras México le sigue con 26.7%,  Colombia, 7.9%; Chile, 6.9%; Argentina, 5.6%; y Perú, 2.4%.

Un escenario favorable que sin embargo comienza a padecer la ausencia de profesionales capacitados para liderar el cambio de las organizaciones y alcanzar la madurez de la tecnología que incrementa la productividad, la lealtad de los clientes, la innovación y el entendimiento y aplicación de la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas (IoT). 

No obstante, para hacer frente a esta situación, al calor de esta exigencia laboral, universidades e instituciones desde hace un par de años comienzan a hablar y aplicar el Big Data en sus programas de formación de manera tangencial, pero sobre todo cuando van más allá e incorporan la formación en Big Data 100% en español para el profesional hispano y relacionado con el contexto local. 

Bajo esta orientación comienzan a destacar maestrías en Big Data, Business Intelligence y cursos y diplomas sobre la utilidad de los datos para dirigir exitosamente las organizaciones, conocer con precisión la competencia, las oportunidades y los clientes y orientar inteligentemente los negocios. 

Mercados emergentes y Big Data 

Para el 2020, Argentina, Brasil, China, Indonesia, México, Polonia, África del Sur, Sur Corea y Turquía eran reconocidos por las organizaciones internacionales como el FMI como las principales economías emergentes del mundo, con un alto potencial para las nuevas industrias, especialmente el sector de innovación y tecnología. 

Tres de esos países se encuentra en América Latina junto a otras economías emergentes como la de Chile, Colombia y Perú que también ha gozado de un repinte donde el big data tiene una potencialidad no sólo para la generación de ganancias económicas, sino para entender qué sucede a nivel de pobreza, educación, salud, migración, etc.

Es así como en la región se da un panorama donde tanto las empresas, gobiernos e individuos que inviertan en la construcción y expansión de sus conocimientos en Big Data, podrán capitalizar las oportunidades de un mercado poco saturado y asegurar con ello su éxito futuro. 

El mercado mundial de Big Data, de acuerdo a Statista se encontraba en 7.6 billones de dólares en el 2011, este año  se estima crezca hasta 70 billones de dólares y en 2027 alcance un crecimiento hasta los 103 billones de dólares. Una carrera de crecimiento impresionante en tan solo seis años. 

Habilidades tecnológicas y en big data dominan la demanda laboral 

 

El mayor crecimiento de Big Data ocurre en las pequeñas y medianas empresas debido a que presentan crecimientos superiores a organizaciones que no lo son cuando aplican big data.

El interés de las organizaciones se está moviendo a la recolección, almacenamiento y análisis de datos no estructurados que son los que -en forma de email, comentarios en redes sociales, artículos y documentos- presentan información de interés para sectores como el retail, las telecomunicaciones, la banca y los seguros, así llegar a conocer mejor a sus clientes y ofrecerles mejores experiencias,y más exclusivas. 

Derivado de lo anterior, se desprende que el profesional de cualquier área debe contar con un mínimo de conocimiento de big data que le permite no quedarse atrás en cuanto a opciones y actualidades dle mundo laboral. 

Actualmente las habilidades más demandadas y requeridas por los empleadores es la capacidad de manejar, entender y trabajar mediados por la tecnología. 

Big Data, Business Intelligence, Internet de las cosas, robótica, inteligencia artificial, metaversos, trabajo remoto, son algunos de los términos que desde ya comienzan a dominar la demanda profesional y por los que cualquier profesional aspirando actualmente a una mejora e impulso profesional debería iniciar cuanto antes una formación de cuarto nivel en estas áreas. Un buen comienzo es emprender estudios en la maestría en Big Data y Business Intelligence de la Universidad ISEP.