fbpx

4 de marzo de 2022, Ángel Daniel Elizalde

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad adaptativa interpersonal y el conjunto de herramientas cognitivo-emocionales para lograrla

La inteligencia emocional en los actuales momentos lo es todo. Se trata de una adaptación humana y el desarrollo de una capacidad que facilita el comportamiento interpersonal. El concepto apareció por primera vez en la bibliografía científica en los años 60. Pero no fue hasta la década de 1990 cuando comenzó un apogeo sobre el control emocional. 

VER ¿Por qué estudiar una maestría en inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es un término popularizado por el psicólogo Daniel Goleman y está relacionada con la capacidad de conocer, modificar y controlar las emociones propias y de los demás. 

Goleman describió la inteligencia emocional como la habilidad de una persona para manejar sus sentimientos de manera que esos sentimientos se expresen de manera adecuada y eficaz. Pero no solo eso, sino manejar los sentimientos y no que los sentimientos te manejen a ti. 

De acuerdo con Goleman, la inteligencia emocional es el predictor individual más importante del éxito en el lugar de trabajo y por eso al principio de este artículo dijimos que lo es todo. 

 

Otros conceptos de inteligencia emocional 

Por su parte, Salovey y Mayer definieron la inteligencia emocional como un “subconjunto de la inteligencia social que implica la capacidad de monitorear las propias emociones y las emociones de los demás, discriminar entre ellas y usar esta información para guiar el propio pensamiento y las acciones”. 

Estos autores clasifican la inteligencia emocional como: 

  • La capacidad de percibir con precisión, evaluar y expresar emociones;
  • La capacidad de acceder y generar sentimientos cuando facilitan el pensamiento;
  • La capacidad de comprender la emoción y el conocimiento emocional;
  • Y la capacidad de regular las emociones para promover el crecimiento emocional e intelectual. (Mayer y Salovey). 

Los estudios de la inteligencia emocional han identificado cinco componentes (Goleman): 

Conciencia de sí mismo. La capacidad para conocer nuestras propias emociones, fortalezas, debilidades, motivaciones y objetivos y reconocer el impacto que nuestras emociones generan en los otros. 

Autorregulación. Es el control y redireccionamiento de emociones inesperadas e impulsos y la capacidad de adaptarlas a las circunstancias. 

Motivación. Ser consciente de las formas y aspectos que motivan a la persona a actuar y responder de la manera en que lo hace. 

Empatía. Capacidad de considerar los sentimientos de las otras personas, especialmente cuando se toman decisiones. 

Habilidades sociales. Gestión de las relaciones sociales y dominio de habilidades sociales.

La inteligencia emocional en el lugar de trabajo

La inteligencia emocional es una de las cualidades más demandadas en el mundo laboral actual. Los empleadores buscan empleados capaces de adaptarse, tener resiliencia, saber negociar, expresar sus puntos de vista y contar con buenas habilidades comunicativas. 

Las oficinas de recursos humanos conscientes de este componente de la inteligencia aplican test de inteligencia emocional para medir las habilidades blandas y el desarrollo de los cinco elementos de la inteligencia emocional en sus procesos de selección. 

Otros aspectos de la inteligencia emocional son necesarios para liderar equipos y motivar grupos de trabajo.

La Universidad ISEP tiene entre sus programas de maestrías: el  Maestría en Inteligencia Emocional, dirigido a desarrollar habilidades para el éxito profesional y el liderazgo.